Pequeños traumatismos y quemaduras leves

Pequeños traumatismos:

  • Aplique hielo, sin contacto directo con la piel, en la zona afectada durante las primeras horas. Para ello puede envolver el hielo en un paño o bolsa de plástico.
 
Quemaduras leves:
  • Lave, sin frotar, la piel lesionada con agua fría.
 
  • Aplique una crema hidratante rica en grasa.
 
  • En caso de aparición de ampolla, no romperla, aplique antiséptico y cubra la zona con una venda.
 
  • Una vez cicatrizada la quemadura, emplee un protector solar.

 

Heridas leves:

  • Lávese las manos y a continuación lave la zona con agua y jabón.
 
  • Aplique un desinfectante y antiséptico (tipo betadine,...).
 
  • Una vez cicatrizada la herida no olvide emplear un protector solar.